El Edificio del Real Colegio Mayor

El Colegio Mayor se encuentra en la Calle San Jerónimo. Se comenzó a construir en 1553, por el oidor de la Chancillería Don Juan de Arana. Cuando falleció, su mujer donó el Colegio a la Compañía de Jesús. Años más tarde, en 1567, Gonzalo Fernández de Córdova, III duque de Sessa y nieto del célebre Gran Capitán, compró el edificio y estableció su residencia en él, y Don Bartolomé Veneroso compró le compró el palacio en 1582.

La portada del edificio consta de dos cuerpos de orden dórico con cuatro columnas en el primero, correspondientes a comienzos del siglo XVII, y dos en el segundo, añadidas en el siglo XVIII3 . La portada se decoró con imágenes en piedra de San Bartolomé y Santiago.

El edificio principal consta de un claustro noble, de dimensiones cuadradas porticado con arcos carpanales sobre columnas toscanas de mármol blanco. El resto del Colegio se fue construyendo con el paso de los años, ampliándose en 1913 y posteriormente. Recientemente se ha construido una pista de deportes en el patio del Colegio.

El Colegio alberga una interesante colección de cuadros y de mobiliario histórico. Tienen especial importancia los retratos de antiguos colegiales.