SISTEMAS DE DEFENSA EN LOS CRUSTÁCEOS

Los crustáceos, a pesar del exoesqueleto que en algunos grupos como los decápodos está muy calcificado, tienen múltiples depredadores, especialmente peces y cefalópodos. Esto ha dado lugar a que hayan desarrollado distintas y efectivas estrategias defensivas, que han contribuido a su éxito evolutivo. Una de las principales, en aquellas especies que viven en la capa de agua iluminada, es la adopción de hábitos nocturnos, evitando coincidir con una gran parte de sus depredadores, como son los peces diurnos. Durante el día permanecen enterrados en el sedimento o dentro de grietas o cuevas, saliendo al exterior durante la noche para alimentarse.

Galathea strigosa

Gnathophyllum elegans

Penaeus kerathurus

Processa sp.

Las especies de fondos blandos, en caso de peligro, corren rápidamente a enterrarse.

Algunos crustáceos adoptan coloraciones y dibujos parecidos al del substrato sobre el que viven. Por ejemplo la gamba Hippolyte prideauxiana  presenta un dibujo que simula la pinnulas del crinoideo Antedon mediterranea, aparte de tener una coloración parecida. Lo mismo ocurre con Balssia gasti, una pequeña gamba que vive sobre gorgonias, a las que imita en forma y coloración.

Hippolyte prideauxiana

Balsia gasti

O esta pequeña galatea que, por tamaño y color, pasa desapercibida sobre el pepino de mar Holothuria sanctori.

Otra forma de confundirse con el sustrato consiste en colocarse  fragmentos de diferentes organismos, como hidroideos, algas, etc. Para ello poseen cerdas a las que adhieren estos elementos.

Sobre la mano un pequeño cangrejo perteneciente a la familia Majidae

Hidroideos, esponjas, etc. hacen que este cangrejo pase desapercibido

En algunos casos transportan sobre el dorso grandes fragmentos de esponjas, ascidias, conchas  u otros objetos, que han recogido o recortado previamente con los quelípedos, y sujetas por el cuarto o el quinto par de patas, situadas algo dorsalmente. Como ejemplo tenemos a los braquiuros Dromia personata Ethusa mascarone

Ethusa mascarone sujetando una valva con el cuarto y quinto par de patas

El mismo ejemplar con la valva bajada

Las grandes quelas de los bogavantes también constituyen un buen arma disuasoria.

Las  gambas del género Alpheus presentan una de las quelas del primer par de patas muy desarrollada. El chasquido de la misma puede aturdir a una presa o hacer dudar a un depredador

Un método eficaz de defensa consiste en asociarse con especies que tienen buenos mecanismos defensivos, como son los las células urticantes de los cnidarios.

Periclemenes scriptus sobre la anémona Condylactis aurantiaca

El cangrejo Inachus phalamgium vive entre los tentáculos de Anemonia viridis

La potente cola en abanico de algunos decápodos, como esta langosta, les permite escapar rápidamente en caso de peligro. (Video realizado en las Islas Columbretes)

Los cangrejos ermitaños protegen su abdomen blando, aparte del resto del cuerpo, en el interior de la concha de moluscos gasterópodos. Esta defensa se hace más efectiva cuando se asocian con anémonas, que transportan sobre la concha, para aprovechar sus sistemas defensivos.

Un cangrejo ermitaño del género Dardanus en busca de su concha

Dardanus calidus con varias anémonas Calliactis parasitica

Ermitaño manipulando una anémona (Calliactis parasítica) para colocarla sobre la concha (x4).

MÁS INFORMACIÓN

BIBLIOGRAFÍA

General

- Zariquiey, R. 1968. Crustáceos Decápodos Ibéricos. Investigación Pesquera, Tomo 32.

PÁGINAS WEB

- WIKIPEDIA

LUIS SÁNCHEZ TOCINO