CICLÍOFOROS

Reino: Animal  

Filo: CYCLIOPHORA

Los Ciclióforos constituyen uno de los filos animales descritos más recientemente. Aunque su estado sésil era conocido desde finales de los años sesenta, fue en 1995 cuando P. Funch y R. M. Kristensen describieron a Symbion pandora como primera especie conocida de un nuevo filo.

Esta especie vive como comensal sobre las piezas bucales de la cigala [Nephrops norvegicus (Linnaeus, 1758)], principalmente adheridos a las sedas de dichos apéndices.

Nephops norvegicus

En relación con este modo de vida, su distribución conocida coincide con la de su hospedador: costa este del Atlántico Norte y Mar Mediterráneo. Una segunda especie del género, Symbion americanus Obst, Funch & Kristensen, 2006, es comensal del bogavante americano (Homarus americanus H. Milne-Edwards, 1837) y, según un estudio molecular posterior, podría tratarse realmente de varios linajes crípticos. Asimismo, ha sido sugerido a partir de estudios moleculares, que podría existir una tercera especie críptica con S. pandora que habita sobre el bogavante Homarus gammarus (Linnaeus, 1758) y que ha sido capturada en el Mar Adriático (costa de Croacia).

Clase: Eucycliophora;  Orden:  Symbiida; Familia: Symbiidae

Symbion pandora Funch & Kristensen, 1995 

En el Mediterráneo ibérico la presencia de S. pandora era conocida con anterioridad en las costas catalanas, pero no fue hasta 2008 cuando numerosos individuos de esta especie fueron hallados como comensales de las piezas bucales de cigalas en la costa granadina. Estas capturas supusieron también la primera cita de la especie en el Mar de Alborán (artículo en Zoologica baetica)

Morfología y alimentación

El estado predominante durante el ciclo de vida de Symbion pandora es el individuo sésil con función trófica. Es un pequeño animal acelomado de tan solo unas 350 micras de longitud y unas 100 micras de diámetro, con el cuerpo dividido en tres regiones: el embudo bucal, el tronco con forma de saco y el pedúnculo de fijación acabado en un disco de anclaje. El embudo bucal está bordeado por células ciliadas que se encargan de la obtención del alimento por filtración. Se ha encontrado que los Ciclióforos comienzan a alimentarse cuando su crustáceo hospedador comienza a hacerlo, lo provoca que haya una alta concentración de partículas de alimento disponible. Es por tanto probable que los individuos sésiles tróficos hayan desarrollado mecanismos sensoriales para sincronizar su actividad alimentaria con la de su hospedador. Externamente los Ciclióforos poseen una cutícula bien diferenciada. Internamente presentan un tubo digestivo en forma de “U”, con el ano desembocando próximo al embudo bucal, y un ganglio nervioso. No poseen órganos excretores, aunque la larva cordoide (que se forma en la reproducción sexual) posee protonefridios.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de S. pandora es muy complejo e incluye estados de vida sésiles y de vida libre, y con reproducción sexual y asexual. En la reproducción asexual se forman las larvas Pandora por gemación interna. Estas larvas al salir al exterior se fijan en las proximidades, formando nuevos individuos sésiles tróficos. En la reproducción sexual, el macho enano primario corresponde a un estado larvario llamado la larva Prometeo que, tras escapar del individuo sésil que lo genera (y que previamente había dejado de alimentarse), se asienta sobre otro individuo sésil con función trófica. Este último puede desarrollar una hembra dentro de su cuerpo y, en ese caso, el macho primario fijado externamente producirá por gemación interna uno o dos (aunque existe una observación de tres) machos secundarios que se liberan y se encargarán de fecundar a la hembra (que posee un único gran oocito). La hembra fecundada sale al exterior del individuo sésil que la generó, se asienta sobre el mismo hospedador y sufre modificaciones enquistándose. A partir de ella se formará una nueva larva, la larva cordoide, que constituye una fase de vida nadadora libre que, tras dispersarse, se asentará sobre las piezas bucales de otro individuo hospedador.

Relaciones filogenéticas

Las relaciones filogenéticas de los Ciclióforos con otros grupos animales no están completamente claras. Así, distintos tipos de evidencias señalan que podrían estar relacionados bien con los Endoproctos, a partir de estudios de ultraestructura, o con Rotíferos y Acantocéfalos, como parecían apoyar algunos estudios basados en análisis moleculares. Estudios moleculares más recientes y nuevos datos morfológicos apoyan que los Endoproctos serían el grupo hermano de los Ciclióforos.

MÁS INFORMACIÓN

BIBLIOGRAFÍA

Litoral granadino

- SÁNCHEZ-TOCINO, L. y J.M. TIERNO DE FIGUEROA. 2008. On the presence of Symbion pandora Funch & Kristensen, 1995 (Cycliphora) in the Alboran Sea. Zoologica baetica, 19: 95-97.

General

- BAKER, J.M., P. FUNCH y G. GIRIBET. 2007. Cryptic speciation in the recently discovered American cycliophoran Symbion americanus; genetic structure and population expansion. Marine Biology, 151: 2183-2193.

- BAKER, J.M. y G. GIRIBET. 2007. A molecular phylogenetic approach to the phylum Cycliophora provides further evidence for cryptic speciation in Symbium americanus. Zoologica scripta, 36(4): 353-359.

- Brusca, R.C. y Brusca, G.J. 2003. Invertebrates. 2nd edition. Sianauer Associates, Inc., Publishers, Sunderlands, Massachusetts. 922 pp.

- FUNCH, P. & R.M. KRISTENSEN. 1995. Cycliophora is a new phylum with affinities to Entoprocta and Ectopprocta. Nature, 378: 711-714.

- Funch, P., P. Thor y M. Obst. 2008. Symbiotic relations and feeding biology of Symbion pandora (Cycliophora) and Triticella flava (Bryozoa). Vie et milieu, 58(2), 185. Vie et milieu - Life and Environment, 58(2): 185-188

- Halanych, K.M. 2004. The new view of Animal phylogeny. Annual Review of Ecology, Evolution and Systematics, 35: 229-256.

- Kristensen, R.M. 2002. An introduction to Loricifera, Cycliofora, and Micrognathozoa. Integrative and Comparative Biology, 42: 641-651.

- NEDVĚD, O. 2004. Occurrence of the phylum Cycliophora in the Mediterranean. Marine Ecology Progress series, 277: 297-299

- Nielsen, C. 2012. Animal evolution. Interrelationships of the living phyla. Third edition. Oxford University Press, Oxford. 402 pp.

- Obst, M. y P. Funch. 2006. The microhabitat of Symbion pandora (Cycliophora) on the mouthparts of its host Nephrops norvegicus (Decapoda: Nephropidae). Marine Biology, 148: 945-951.

- Obst, M., P. Funch y G. Giribet. 2005. Hidden diversity and host specificity in cycliophorans: a phylogeographic analysis along the North Atlantic and Mediterranean Sea. Molecular Ecology, 14: 4427-4440.

- Kristensen, R.; van der Land, J. (2010). Symbion pandora Funch & Kristensen, 1995. Accessed through: World Register of Marine Species at http://www.marinespecies.org/aphia.php?p=taxdetails&id=106408 on 2017-07-28

- Ruppert, E.E., R.S. Fox y R.D. Barnes. (2004). Invertebrate Zoology. A functional Evolutionary Approach. 7th edition. Brooks/Cole, Belmont. 1008 pp.

- Westheide, W. y Rieger, R. 2011. Zoologia sistematica. Filogenesi e diversità degli animali. (Edizione italiana a cura di A. Minelli). Zanichelli editore, Bologna. 1048 pp.

- Winnepenninckx, B.M.H., T. Backeljau y R.M. Kristensen. 1998. Relations of the new phylum Cycliophora. Nature, 393(6686), 636.

PÁGINAS WEB

- WORMS (http://marinespecies.org/aphia.php?p=taxdetails&id=106408)

JOSÉ MANUEL TIERNO DE FIGUEROA Y LUIS SÁNCHEZ TOCINO