Saltar al contenido

ASTEROIDEOS

Reino: Animalia; Filo: Echinodermata; Subfilo: Asterozoa

Clase ASTEROIDEA

Marthasterias glacialis

Los asteroideos son equinodermos de organización pentámera, cuyo cuerpo está constituido por un disco central y, normalmente, cinco brazos, más o menos largos que se van diferenciando gradualmente de.

Astropecten sp.

Si examinamos su cuerpo nos llaman la atención dos hechos, por un lado la diferencia morfológica entre la superficie oral y aboral y las microestructuras que aparecen en la superficie corporal y, por otro, las variaciones morfológicas en función del hábitat que presentan las especies a pesar de la homogeneidad del grupo.

Tethyaster subinermis, estrella de fondos blandos.

Ophidiaster ophidianus, estrella de fondos duros.

Entre las estructuras apreciables a simple vista destacan, en la superficie aboral, el madreporito excéntrico y el ano, en el caso de que no haya degenerado. En la superficie oral se encuentra la boca, rodeada por un peristoma membranoso, y los cinco surcos ambulacrales recorriendo radialmente cada uno de los brazos, provistos de un par o dos pares (dos filas o cuatro filas) de pies ambulacrales, terminados en punta o en ventosa.

Madreporito de Hacelia attenuata, estrella de fondos rocosos del piso circalitoral.

Cara oral de Astropecten aranciacus, se observa el poliqueto Acholoe astericola

Entre las microestructuras que podemos observar con la ayuda de cualquier instrumento óptico que aumente un poco la superficie, están las pápulas que son extensiones del celoma en forma de saco, con paredes muy finas, cuya función es la respiración y la excreción. Se encuentran en toda la superficie corporal o sólo en la aboral, donde surgen a manera de pequeñas proyecciones entre las placas u osículos corporales.

Madreporito y pápulas de Marthasterias glacialis.

Por otro lado, si observamos una estrella recogida en un sustrato rocoso o en un sustrato arenoso, apreciamos varias diferencias, o lo que es lo mismo, comprobando la presencia y forma de determinadas estructuras de una estrella podemos saber si ésta habita en sustratos duros o blandos. Normalmente las estrellas que viven en sustratos blandos son capaces de enterrarse y por ello poseen osículos braquiales marginales muy desarrollados y provistos de largas espinas móviles que facilitan el enterramiento. Además, las pequeñas espinas corporales de la superficie aboral están transformadas en paxilas, es decir, el extremo de las mismas en vez de terminar en una sola punta lo hacen en una corona de pequeñas puntas que cuando se abren hacen un efecto “paraguas” protegiendo a las pápulas de la impregnación de arena que dificultaría la función de éstas.

Paxilas de Astropecten aranciacus.

También podemos comprobar que los pies ambulacrales de las estrellas de fondos arenosos terminan en punta, lo que supone una mayor ventaja adaptativa a la hora de enterrarse. Las estrellas habitantes de sustratos rocosos no tienen placas marginales provistas de largas espinas, no poseen paxilas y sus pies ambulacrales terminan en ventosa para aumentar la adherencia a estas superficies.

Detalle de la cara oral de un brazo de Astropecten auranciacus.

Cara oral de la estrella de fondos duros Echinaster sepositus.

El sistema nervioso de los asteroideos es el típico de los equinodermos. La epidermis corporal está repleta de células sensitivas y por tanto el animal responde a los estímulos táctiles, químicos y luminosos. Por ejemplo, ante cualquier estímulo táctil las pápulas y los podios se retraen rápidamente. Las estrellas poseen sendas manchas pigmentarias localizadas en la base de un podio situado en el extremo distal de cada uno de los brazos.

Extremo distal de un brazo de Luidia ciliaris.

Por supuesto, los asteroideos reaccionan positivamente ante la presencia de alimento en el medio. Son animales carnívoros y entre sus presas favoritas están los bivalvos, esponjas, tapizantes o no, cangrejos o erizos. A veces son incluso carroñeros, alimentándose de pescado muerto. Algunos asteroideos tragan los animales enteros, aunque, en el caso de que la presa sea muy grande, el estomago puede evaginarse, reblandecerla e ingerirla predigerida. Incluso cuando la presa la constituyen bivalvos, que oponen gran resistencia a la acción de los podios del depredador para evitar abrirse, el estómago es capaz de laminarse de tal forma que se introduce a través de las valvas para predigerir los músculos aductores de aquella, que terminan siendo digeridos por el depredador. En las especies en las que tras la alimentación normalmente quedan pocos residuos, el ano pierde importancia y ha terminado por desaparecer.

La estrella púrpura Ophidiaster ophidianus alimentándose de la esponja Sarcotragus fasciculatus.

En las estrellas, al igual que en los demás equinodermos, los gametos se liberan al mar y la fecundación es externa. Generalmente sólo existe una fase reproductora al año. Hay casos de hermafroditismo, como en Asterina gibbosa, especie que fija sus huevos a las piedras u otros objetos.

ESPECIES DE NUESTRO LITORAL

- Familia ASTERIIDAE

Marthaterias glacialis

Cocinasteria tenuispina

- Familia ASTERINIDAE

Asterina gibbosa

Anseropoda placenta

- Familia ASTROPECTINIDAE

Astropecten auranciacus

Astropecten bispinosus

Astropecten irregularis

Tethyaster subinermis

- Familia CHAETASTERIDAE

Chaetaster longipes

- Familia ECHINASTERIDAE 

Echinaster sepositus

- Familia LUIDIIDAE

Luidia ciliaris

Luidia atlantidea

 

- Familia OPHIDIASTERIDAE

Ophiodaster ophidianus

Hacelia attenuata

MÁS INFORMACIÓN

BIBLIOGRAFÍA

Litoral granadino

- Ocaña, A., 2006. Equinodermos. Fauna Andaluza. pp. 174-190. En TINAUT, A. y PASCUAL, F. (Coordinadores). Proyecto Andalucía. Naturaleza. Volumen XV (Zoología III). Publicaciones Comunitarias, SL., Sevilla. ISBN: 84-933178-9-6

-OCAÑA, A., L. SÁNCHEZ TOCINO, S. LÓPEZ GONZÁLEZ y J.F. VICIANA MARTÍN. 2000. Guía Submarina de Invertebrados no Artrópodos. Ed. Comares. Granada. 471 pp.

-OCAÑA, A. y PÉREZ-RUZAFA, A. 2004. Los Equinodermos de las costas andaluzas. Acta Granatense.

PÁGINAS WEB

-WORMS

AMELIA OCAÑA MARTÍN Y ÁNGEL PÉREZ RUZAFA