Saltar al contenido

ALIMENTACIÓN

Trapania hispalensis alimentándose de endoproctos.

La alimentación de los opistobranquios es muy variada, las especies pertenecientes a los órdenes anaspideos y sacoglosos son herbívoras y el resto, con algunas excepciones en cefalaspideos, son carnívoras.

Caliphylla mediterranea, sacogloso que se alimenta de algas verdes.

Felimare villafranca alimentándose de Ircinia fasciculata.

Conforme descendemos en la clasificación taxonómica, aumenta la especialización, de forma que algunas especies sólo se alimentan de un tipo de presa. Éstos se refleja en la rádula que es, como moluscos que son, la estructura que utilizan para alimentarse. Los sacoglosos la tienen adaptada para romper las fuertes paredes de las células vegetales y poder succionar el contenido de las mismas.  Algunas especies de sacoglosos retienen los cloroplastos y éstos siguen siendo funcionales durante un tiempo.  El nombre de sacoglosos deriva de un saco donde va recogiendo los dientes viejos de la rádula.  

Rádula del sacogloso Caliphylla mediterranea, en la que se aprecia que está formado por una sola hilera de dientes.

Detalle de la los fuertes dientes de la rádula del sacogloso Caliphylla mediterranea, especializada en perforar las paredes de las células vegetales.

La mayor variación en la forma de la rádula se da en los nudibranquios y dentro de ellos en los doridáceos, debido a la diversidad de presas sobre las que depredan. Las especies que se alimentan de esponjas poseen, en general, rádulas con numerosas filas e hileras de dientes curvados y muy similares entre sí. Las que se lo hacen de briozoos, ascidias o de otras presas, como Roboastra europea que depreda sobre otros doridáceos, el número de hileras es menor y la forma de los dientes suele variar desde el exterior al interior de la rádula.

Rádulas de opistobranquios, la de la parte superior es de un un doridáceo que se alimenta de esponjas y la inferior de Roboastra europaea, que depreda sobre otros doridáceos.

Las especies del género Trapania están especializadas en la captura de endoproctos, pequeños animales filtradores que viven fijos sobre esponjas, ascidias, etc. Su rádula posee sólo dos hileras de dientes con dentículos, que les dan el aspecto de  rastrillos y con ellos, en vez de recoger hojas, arrancan los endoproctos del sustrato (esponjas, ascidias, etc.)

En la parte superior izquierda fragmento de la rádula de Trapania hipalensis. Arriba a al derecha un endoprocto vivo y abajo uno obtenido del interior del estómago de una Trapania. De fondo dos ejemplares alimentándose, se aprecian los endoproctos de color más oscuro.

Otra estructura que interviene en la alimentación, junto con la rádula, es la cutícula labial, una especie de lámina, normalmente, con numerosos dientecillos denominados uncinos, que les sirve para obtener cierta fijación al sustrato mientras raspan su superficie.

Uncinos de Felimare villafranca.

La rádula de los aeolídidos posee pocas hileras de dientes, con el central muy desarrollado, y se encuentra rodeada por una fuerte mandíbula con la que fija a su presa.

Rádula y mandíbula de Flabellina affinis.

Mandíbula de Dondice banyulensis.

Este grupo de nudibranquios normalmente se alimenta de cnidarios, salvo algunas excepciones como: Godiva quadricolor, especie invasora procedente de Sudáfrica, que lo hace de otros aeolídidos, poliquetos, etc.

Favorinus branchialis de huevos de nudibranquios

Algunos opistobranquios, como los pertenecientes a la familia Dendrodorididae, carecen de rádula y utilizan para alimentarse una especie de tubo con el que succionan el alimento.

MÁS INFORMACIÓN

FOTOGRAFÍAS

Felimare picta alimentándose de Dysidea fragilis.

Dondice banyulensis de Aglaophenia sp.

Cloroplastos de los ceratas de Caliphylla mediterranea.

Juveniles de Tambja marbellensis y Tambja sp. alimentándose de briozoos.

La esponja Dysidea avara sirve de alimento a Felimare bilineata y Felimare tricolor

Los doridáceos de la familia Dendrodoridae, como Doriopsilla aerolata, carecen de rádula.

BIBLIOGRAFÍA

-Megina, C. 2000. Dieta y especialización trofica en Moluscos Nudibranquios. Tesis Doctoral. Universidad de Cádiz. Inédita.157 pp.

-Megina, C. Carballo, J.L., Cervera, J.L. y García-Gómez, J.C. 2002. The diet of Platydoris argo (Gastropoda: Nudibranchia) and the dietary secialization of sponge eating dorids. Journal  of Molluscan Studies, 68: 173-179.

-Megina, C. y Cervera, J.L. 2003. Diet, prey selection and cannibalism in the hunter opisthobranch Roboastra europaea. Journal Molluscan Biology Association U.K., 83, 4059/1-8.

- Rudman, W.B. & Berquist, P.R.,2007. A review of feeding specificity in the sponge-feeding Chromodorididae (Nudibranchia: Mollusca). Molluscan Research 27(2): 60–88.

LUIS SÁNCHEZ TOCINO