Saltar al contenido

REPRODUCCIÓN

Los opistobranquios son hermafroditas simultáneos. El atrio genital se encuentra, en general, en la parte anterior derecha, por lo que los individuos se disponen para la cópula más o menos enfrentados y presentando ese lado.

Dos ejemplares de Trapania hispalensis copulando sobre la esponja Sarcotragus spinosulus.  En el de la izquierda se observa por transparencia un copépodo parásito y entre las branquias la puesta de éste. (Secuencia acelerada x3)

Tres Felimare picta itentando la cópula.

Dos Felimare picta copulando

Las liebres de mar son una de la excepciones a esta forma de copular, al disponer de un canal que conduce el esperma desde la parte dorsal, en donde se encuentra el atrio genital, hasta una especie de pene situado en la parte anterior derecha. El hecho de estar separados el pene y la vagina permite la cópula en cadena.

Canal espermático

En algunas especies el pene puede estar armado con espinas, como el de la fotografía que pertenece a un doridáceo de las especie Roboastra europaea, de esta forma encuentran en la vagina del otro ejemplar un ponto de apoyo, para evitar que las turbulencias provocadas por el movimiento del agua, las separen durante la cópula.​

Pene de Roboastra europaea

 

Espículas del pene de Dendrodoris limbata

 

El intercambio de esperma se realiza simultáneamente y éste se recoge en el denominado receptáculo seminal. En el siguiente video de  dos Trapania hispalensis copulando, se puede observar el desplazamiento de los paquetes seminales que parten del ejemplar situado en la parte inferior.

La genitalia se encuentra situada junto al atrio genital y está formada por las estructuras que vemos en la siguiente imagen. A la izquierda un dibujo con las diferentes estructuras separadas y a la derecha tal como se encuentra dispuesta en el animal.

Partes de la genitalia de Dendrodoris grandiflora: 1-Atrio genital, 2-Conducto deferente-, 3- Región prostática del conducto deferente, 4- Glándula femenina, 5- Bolsa copulatriz, 6- Receptáculo , 7- Ampolla, 8- Conducto vaginal, 9 y 10- Conducto uterino , 11- Conducto hermafrodita

Antes de la ovoposición los huevos son fecundados y cubiertos por diferentes capas protectoras, para defenderlos de posibles depredadores.

Corte transversal de una puesta de F. villafranca en donde aparte de la cubierta protectora se observan dos huevos en estado de cuatro células.

 

Corte de otra sección de la misma puesta. En este caso con cuatro huevos, el de arriba a la derecha en estado de dos células y el resto de cuatro células.

 

Felimare villafranca realizando la puesta. Se puede observar el gran tamaño de los huevos y su reducido número, lo que indica un tipo de desarrollo larvario.

 

Los huevos los depositan directamente sobre el sustrato, normalmente, formando espirales y no hay ningún tipo de cuidado parental. El tamaño de los huevos y el número de huevos por cápsula varía de unas especie a otras (Ver tabla). El color, tamaño y forma de la puesta varía entre  especies.

Puestas de: A-Okenia mediterranea , B-Trapania hispalensis, C-T. hispalensis, D-Diaphorodoris luteocincta, E-D. papillata, F-Crimora papillata, G-Polycera quadrilineata, H-F. villafranca.

 

Puestas de: A-Felimare tricolor, B-Felimare picta, C-Felimare bilineata, D-Felimida purpurea, E-Cadlina pellucida, F-Aldisa banyulensis, G- Discodoris rosi, H-Dendrodoris limbata.

 

El número de huevos por puesta es variable  e influye el tipo de desarrollo larvario. En las especies de tipo planctotrófico (que se alimentan de plancton), por ejemplo Trapania hispalensis, el número de huevos es muy elevado, de pequeño tamaño y con un menor tiempo entre la ovoposición y la eclosión. Las larvas velígeras, en este tipo de desarrollo, son casi transparentes al no tener prácticamente vitelo. Las que presentan un desarrollo de tipo lecitotrófico (se alimentan del vitelo), como Dendrodoris limbata, tienen un menor número de huevos y son de mayor tamaño.  Las larvas son opacas debido al vitelo. Por último, en las especies con desarrollo directo, como Felimare villafranca, el número de huevos es muy reducido y la etapa velígera transcurre dentro del huevo.

Larva velígera planctotrófica de T. hispalensis

Larva velígera lecitotrófica de Dendrodoris limbata

Juvenil recién eclosianado de Felimare villafranca
Concha de Dendrodoris limbata

Del huevo, después de un periodo variable de unas especies a otras y que depende  de factores como la temperatura ( a mayor temperatura menor tiempo), puede salir una larva nadadora denominada velígera, desarrollo planctotrófico o lecitotrófico, o un pequeño juvenil, desarrollo directo (Ver tabla). La larvas lecitotróficas presentan un velo más pequeño y pierden la concha rápidamente.

Velígera de F. bilineata (planctotrófica) rompiendo "la cáscara" del huevo.

Larva velígera lecitotrótofica de Dendrodoris limbata.

Felimare villafranca (desarrollo directo), justo antes, durante  y después de abandonar el huevo.

El tipo de desarrollo, lógicamente, tiene una influencia directa en la distribución de las especies. Las de desarrollo planctotrófico pueden estar más tiempo en la columna de agua y, por tanto, recorrer grandes distancias empujadas por las corrientes, antes de que las larvas realicen la metamorfosis. Las especies lecitotróficas dependen del vitelo para su alimentación, por lo que éste limita su permanencia en el plancton, lo que disminuye su dispersión. El menor rango lo tienen las de desarrollo directo, al eclosionar directamente un juvenil de huevo.

Juveniles con unos pocos días de Felimare villafranca. Se puede apreciar la incipiente coloración azul y el entramado de espículas defensivas del manto.

MÁS INFORMACIÓN

TABLA con las características de la puesta de algunos doridáceos de nuestro litoral.

Especie Nº de huevos por cápsula Tamaño medio del huevo (µm) Periodo embrionario en días Tipo de desarrollo Temperatura
F. fountandraui 1 110 13 18º
D. limbata 1 222 - - 18º
D. areolata 1 80 12 Planctotrófico 18º
F. picta 1-2 130 + de 17 18º
F. villafranca 1 250 - Directo 18º
F. purpurea 1 93 13 Planctotrófico 18º
C. pellucida 1 63 8 Planctotrófico 20º
F. bilineata 1 65 11 Planctotrófico 20º
F. cantabrica 1 85 - Planctotrófico 22º
F. tricolor 1 85 11 Planctotrófico 18º
D. maculosa 1 73 10 Planctotrófico 22º
D. rosi 1 80 11 Planctotrófico 22º
A. banyulensis 1 - - Directo -
J. onubensis 1-2 63 9 Planctotrófico 22º
O. elegans 1 77 - Planctotrófico 22º
T. maculata 1 100 11 - 22º
T. hispalenses 1 83 - Planctotrófico 22º
T. lineata 1 - - - 22º
C. papillata 1 72 - Planctotrófico 22º
Paradoris indecora 1 180 - - 22º

FOTOGRAFÍAS

Cápsula de Armina tigrina con dos huevos.

Huevo en estado de cuatro células.

Huevo de F. villafranca.

Huevo de F. villafranca.

Huevo de T. hispalensis.

Velígera de D. limbata

BIBLIOGRAFÍA

Litoral granadino

-Sánchez-Tocino, L., Ocaña, A, García-García, F. y Cervera, J.L. 2007. Descripción de las puestas y desarrollo embrionario de algu- nos Doridoidea (Mollusca: Nudibranchia) del Sur de la Península Ibérica. Iberus, 25 (1): 1-20

General

-Ballesteros, M. y Ortea, J.A. 1980. Contribución al conocimiento de los Dendrodorididae (Moluscos: Opistobranquios: Doridáceos) del litoral ibérico. I, Publicaciones Departamento de Zoología, 5: 25-37.

-Bonar, D.B. 1978. Morphogenesis at metamorphosis in opisthobranch molluscs. Pp. 177-196, in F.-S. CHIA&M.E. RICE. Settlement and metamorphosis of marine invertebrate larvae. Elsevier/North-Holland Biomedical Press, New York.

- Coelho, R. & Calado, G., 2010. Spawn and early development of NE Atlantic species of Hypselodoris (Gastropoda: Opisthobranchia). Iberus 28(2): 63–72

.-Domenech, A., Avila, C. y Ballesteros, M. 2002. Spatial and temporal variability of the opisthobranch molluscs of Port LLigat bay, Catalonia, NE Spain. Journal Molluscan Studies, 68: 29-37.

-Fernández- Ovies, C. L. 1979. Puestas, desarrollo y larvas de algunos opistobranquios. Tesis Doctoral, Universidad de Oviedo. 133 pp.

-Fernández- Ovies, C. L. 1981. Contribución a la clasificación morfológica de las puestas de los opistobranquios (Mollusca: Gastropoda). Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, Ciencias Naturales, 28: 3-12

-Gantés, H. 1962. Recherches sur quelques larves de Glossodorididae (Mollusque, Opistobranches). Bulletin de la Société des Sciences Naturelles et Physiques du Maroc, 42 : 267-277.

-Miller, M.C. 1961. Annual cycles of some Manx nudibranchs, with a discusión of the problem of migration. Journal of Animal Ecology, 31: 545-569.

-Ros, J. 1981. Desarrollo y estrategias bionómicas en los Opistobranquios. Oecologia aquatica, 5: 147-183.

-Schmekel, L. & Portmann, A. 1982. Opisthobranchia des Mittelmeeres. Springer Verlag, Germany. 410 pp.

-Tchang-si, 1931. Un nouveau cas de condensation embryogényque chez un nudibranche (Doriopsis limbata Cuvier). Comptes Rendues de l´Academie dse Sciences de Paris. 192: 302-304.

-Thompson, T.E. 1967. “Direct development in a nudibranch, Cadlina laevis, with a discussion of developmental processes in Opisthobranchia”. Journal of Marine Biology, Ass U.K., 47: 1-22.

-Thompson, T.E. y Brown, G.H. 1984. Biology of Opisthobranch Molluscs. Vol. 2. Ray Society, London. 229 pp.

-Valdés, A. 1996. Revisión de la superfamilia Porodoridoidea Odhner en Franc 1968 (Mollusca: Nudibranchia) en el Océano Atlántico. Tesis Doctoral. Universidad de Oviedo. Inédita. 179 pp.

-Wilson, N.G. 2002. Egg masses of chromodorid nudibranchs (Mollusca: Gastropoda: Opisthobranchia). Malacologia, 44(2): 289-305.

LUIS SÁNCHEZ TOCINO