El problema de la interpretación literaria en el pensamiento europeo del siglo XX

El problema de la interpretación literaria en el pensamiento europeo del siglo XX. Fuentes y bases teóricas para una hermenéutica constructiva fue un proyecto de investigación I+D financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia para un período de cuatro años que finalizó en 2011. La investigadora principal fue Sultana Wahnón Bensusan, catedrática de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Granada, y el equipo de investigación estuvo compuesto por: Jon Juaristi, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Alcalá. José María Pozuelo Yvancos, catedrático de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Murcia. María Ángeles Hermosilla Álvarez, catedrática de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Córdoba. Robert Caner Liese, profesor titular de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Barcelona. Teresa Vilariño, profesora titular de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Santiago de Compostela. Antonio Garrido Domínguez, profesor titular de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad Complutense de Madrid y María Isabel Navas Ocaña, profesora titular de Teoría de la literatura y Literatura comparada de la Universidad de Almería. Desde octubre de 2010 formó parte igualmente del proyecto la investigadora en formación Blanca Fernández García, que realizó una tesis doctoral sobre hermenéutica constructiva dirigida por Sultana Wahnón.

La finalidad de este proyecto fue sentar las bases teóricas para una propuesta renovadora de teoría e interpretación literarias capaz de paliar los efectos que las últimas corrientes teóricas –la Pragmática literaria, la Deconstrucción y los Cultural Studies- han tenido sobre el ejercicio de la teoría y la crítica literarias, al cuestionar o negar por un lado la posibilidad de distinguir entre interpretaciones en función de su mayor o menor grado de objetividad; y, por otro, la idea de una especificidad lingüístico-material y estética del texto literario. Para elaborar esta nueva o renovada hermenéutica, el proyecto indagó en la tradición de pensamiento literario europeo que tuvo su punto de partida en la obra inaugural de Friedrich Schleiermacher y de Wilhelm Dilthey y que con el tiempo habría dado lugar a dos grandes territorios de reflexión hermenéutica. El primer territorio sería el constituido por la obra de filósofos de la interpretación tales como Ortega, Pareyson, Gadamer y Ricoeur; y el segundo, el integrado por la obra de los teóricos y/o críticos literarios que a lo largo del siglo XX han dedicado una parte importante de su obra a pensar el problema de la interpretación del sentido de los textos literarios, lo que incluiría a representantes de la Estilística (Damaso Alonso, Leo Spitzer), el Estructuralismo (Roman Jakobson, Roland Barthes), la Poética formal (Mijáil Bajtin), la Semiótica (Umberto Eco, Iuri Lotman) y la Estética fenomenológica (Roman Ingarden, Wolfgang Iser).

El objetivo de este proyecto fue identificar y describir una tradición europea de pensamiento literario que habría tenido su punto de partida en las tesis de Dilthey sobre la especificidad de las ciencias humanas y de su “método” interpretativo, pero que las habría enriquecido al incorporarles la atención a la forma propia de las teorías literarias del siglo XX, dando lugar así a una interesante confluencia entre hermenéutica y métodos de análisis formal/estructural, que, junto con la atención al contexto histórico, es la que este proyecto reivindica precisamente como el más fructífero modo de acercamiento al contenido del texto literario.