Verdi Rigoletto (film)

Imagen de previsualización de YouTube

Giuseppe Verdi : Rigoletto Mollinari Pradelli Panerai Rinaldi Bonisolli

Dresda Opera House:Giuseppe Verdi: Rigoletto Mollinari Pradelli Panerai Rinaldi Bonisolli. Full opera

La  Opera

Estupenda versión en pelicula de esta gran opera. Rigoletto forma junto con El trovador y La traviata (ambas de 1853), la trilogía popular operística que compuso Verdi a mediados de su carrera, se ha convertido en un hito del repertorio operístico estándar y es una de las óperas más interpretadas mundialmente.

ACTO I

Cuadro primeroSalón en el palacio ducal

Se alza el telón y la escena se sitúa en un salón, en el palacio del duque de Mantua, donde se está celebrando una fiesta. El duque canta a una vida de placer con tantas mujeres como sea posible (Questa o quella - “Esta mujer o aquella”). Se vanagloria de su nueva aventura de conquista hacia una desconocida joven del pueblo, a la que ha visto en la iglesia, pero él también desea seducir a la condesa de Ceprano, a la vista de su marido. Rigoletto, el bufón jorobado del duque, se burla de los maridos de las damas a las que el duque está prestando atención, y aconseja al duque que se libre de ellos aprisionándolos o matándolos. Marullo comunica a los cortesanos que el bufón Rigoletto oculta a una “amante”, y los nobles no se lo creen. Como casi toda la corte ha sido víctima de las burlas de Rigoletto, todos quieren devolverle las ignominias. Posteriormente, Rigoletto se burla del conde Monterone, otro a quien el Duque ha insultado a través de la deshonra a su hija y que entra en escena reclamando venganza. El Duque manda arrestarlo. Monterone es arrestado mientras proclama la famosa maledizione que traerá la perdición a Rigoletto. La maldición aterroriza a Rigoletto.

Cuadro segundoEn los suburbios, frente a la casa de Rigoletto.

Rigoletto vuelve a casa preocupado por la maldición. Se le acerca un extraño, Sparafucile, un asesino profesional que ofrece sus servicios a Rigoletto. Rigoletto contempla las similitudes entre ellos dos (Pari siamo! - “¡Somos parecidos!”); Sparafucile mata a los hombres con su espada, y Rigoletto usa “una lengua de malicia” para apuñalar a sus víctimas. Entra en la casa y allí encuentra a Gilda, su hija (a quien los cortesanos habían tomado como su amante). Gilda vive escondida y resguardada por su padre. Se saludan con afecto en el dúo Figlia!, Mio padre! - “¡Hija!” “¡Padre mío!”, que muestra la relación entre ambos: Rigoletto es un padre cariñoso y temeroso de perder a su hija; Gilda es una niña ansiosa de conocimiento, aunque respeta mucho a su padre. Rigoletto ha estado ocultando a su hija del duque y el resto de la ciudad, y ella no conoce la ocupación de su padre. Puesto que él la ha prohibido aparecer en público, ella no ha estado más que en casa y en la iglesia y no conoce ni el nombre de su padre. Rigoletto insiste en que Gilda no salga más que a misa y que la acompañe su doncella, Giovanna.

Cuando Rigoletto se ha ido, el duque aparece y, escondido, se entera de que Gilda es en realidad la hija de Rigoletto y que se siente culpable por no haberle hablado a su padre del joven al que ha conocido en la iglesia, pero que ella lo amará todavía más si fuera un estudiante y pobre. Tras sobornar a Giovanna, el duque logra entrar en el jardín de la casa de Rigoletto y le declara su amor. El duque miente a Gilda sobre su identidad diciendo que es un estudiante (È il sol dell’anima - “El amor es el sol del alma”). Cuando ella le pregunta su nombre, él dubitativo se llama a sí mismo Gualtier Maldé. Afuera se oyen las voces de Ceprano y Borsa que planean el rapto de la supuesta amante de Rigoletto y Gilda teme que sea su padre de vuelta. Echa al duque después de intercambiar rápidamente votos de amor (Addio, addio - “Adiós, adiós”). El duque se marcha y Gilda se queda sola meditando por su amor por el duque, a quien cree un estudiante (Gualtier Maldè! … Caro nome - “Querido nombre”).

Más tarde, en la oscuridad de la noche los hostiles cortesanos se encuentran con Rigoletto en la parte de afuera de la tapia del jardín. Creen que Gilda es la amante de Rigoletto, se preparan para raptar a la indefensa muchacha. Convencen a Rigoletto de que están preparando el rapto de la esposa de Ceprano, le tapan los ojos y lo usan para ayudarlos con el rapto. Están todos enmascarados y Rigoletto ayuda, sin percatarse que está ayudando a raptar a su propia hija Gilda. Cuando Rigoletto se da cuenta ya es demasiado tarde. Lleno de angustia, se derrumba, recordando «Ah, la maledizione!».

ACTO II

El palacio del duque

El duque está preocupado porque Gilda ha desaparecido (Ella mi fu rapita! - “¡Me la han robado!” y Parmi vedar le lacrime - “Me parece ver las lágrimas”). Entran los cortesanos y ofrecen al duque la supuesta amante de Rigoletto. El duque se da cuenta de que se trata de Gilda y va en su busca (Possente amor mi chiama - “El poderoso amor me llama”). Encantados por la extraña excitación del duque, los cortesanos ahora se divierten a costa de Rigoletto, quien entra cantando. Intenta descubrir dónde está Gilda pretendiendo que no le importa, pues lo que más teme es que haya caído en manos del duque. Finalmente, admite que de hecho está buscando a su hija y pide a los cortesanos que se la devuelvan; los cortesanos la niegan y el bufón encolerizado y desesperado dirige su Cortigiani, vil razza dannata – Raza maldita de cortesanos”. Los hombres golpean a Rigoletto después de intentar entrar en la habitación donde retienen a Gilda. Entra en escena Gilda quien ruega a su padre que despida a toda esa gente. Los hombres se marchan de la habitación creyendo que Rigoletto se ha vuelto loco. Gilda descubre a su padre lo que le viene pasando desde hace algún tiempo: que se ha enamorado de un joven a quien veía todos los domingos en la iglesia, que la ha cortejado diciéndole que era un pobre estudiante (Tutte le feste al tempio - “Todos los días festivos”), y que al ser raptada ha descubierto que en realidad se trataba del duque. Rigoletto planea vengarse del duque, mientras su hija pide que le perdone (dúo: Sì! Vendetta, tremenda vendetta! - “¡Sí! ¡Venganza, terrible venganza!”).

ACTO III

Una calle afuera de la casa de Sparafucile

A orillas de un río, se ve parte de la casa de Sparafucile, con dos habitaciones abiertas para que el público lo vea. Es de noche. Rigoletto ha encargado a Sparafucile asesinar al duque, pero antes debe desengañar a Gilda mostrando su comportamiento licencioso. Rigoletto y Gilda, que aún ama al duque, llegan al exterior. Se puede oír la voz del duque cantando la famosa aria La donna è mobile, hablando de la infidelidad y la naturaleza voluble de las mujeres. Rigoletto hace que Gilda se dé cuenta de que es el duque quien está en casa del asesino y que intenta seducir a la hermana de Sparafucile, Maddalena (Bella figlia dell’amore - “Hermosa hija del amor”). Entra en escena Maddalena, hermana y cómplice de Sparafucile, quien coquetea con el duque y éste sucumbe a sus encantos fácilmente. Rigoletto llega a un acuerdo con el asesino, que está dispuesto a matar a su huésped por dinero, y le ofrece 20 escudos por matar al duque. Rigoletto ordena a Gilda que se vaya a casa, coja dinero y vestida de hombre huya hacia Verona y afirma que él planea seguirla más tarde. El asesino y el bufón deciden que tras su muerte, el cuerpo del duque será puesto en un saco y arrojado al río.

Cuando cae la noche, se desencadena una tormenta y el duque decide pasar la noche en la posada. Sparafucile le asigna alojamiento en la planta baja.

Gilda, que aún ama al duque a pesar de saber que es desleal, regresa vestida de hombre. Oye a Maddalena intentando convencer a su hermano de que no lo asesine a él, sino al bufón. Sparafucile no puede asesinar a un cliente, amén de mostrar su preocupación por los diez escudos que aún le debe Rigoletto por terminar con el encargo, pero promete cambiarlo por el primer hombre que se presente en la taberna, si esto ocurre antes de la medianoche. Gilda decide sacrificarse para salvar al hombre del que se ha enamorado. Entra en la taberna pidiendo asilo, haciéndose pasar por un mendigo. De inmediato, Sparafucile la alcanza con su puñal, cae herida mortalmente.

A media noche, acaba la tormenta y Rigoletto entra en escena con el dinero. Sparafucile le entrega el saco con el supuesto cuerpo del duque y se regocija en su triunfo. Cuando se dispone a arrojarlo al río, con piedras para que se hunda, oye la voz del duque desde el interior de la posada La donna è mobile. Horrorizado, abre el saco y, para su desesperación, descubre a su hija agonizante. Por un momento, ella revive y está contenta de morir en lugar de su amado (V’ho ingannato - “Padre, te he engañado”). Ella muere en sus brazos. La escena termina con el lamento desgarrador de Rigoletto en que recuerda la maledizione de Monterone.

Haendel Mesias

Imagen de previsualización de YouTube

EL MESÍAS

 RESUMEN 

FIRST PART Symphony (Grave – Allegro moderato) 1. Recitative (tenor) (Isaiah 40:1-3) Comfort ye, comfort ye my people, saith your God. Speak ye comfortably to Jerusalem, and cry unto her, that her warfare is accomplished, that her iniquity is pardoned. The voice of him that crieth in the wilderness: Prepare ye the way of the Lord, make straight in the desert a highway for our God. 2. Aria (tenor) (Isaiah 40:4) Every valley shall be exalted, and every mountain and hill made low: the crooked straight, and the rough places plain: 3. Chorus (Isaiah 40:5) And the glory of the Lord shall be revealed, and all flesh shall see it together: for the mouth of the Lord hath spoken it. 4. Recitative (Bass) (Haggai 2:6-7) Thus saith the Lord of hosts; Yet once, a little while, and I will shake the heavens, and the earth, the sea, and the dry land; And I will shake all nations, and the desire of all nations shall come. (Malachi 3:1) The Lord, whom ye seek, shall suddenly come to His temple, even the messenger of the covenant, whom ye delight in: behold, He shall come, saith the Lord of hosts. 5. Aria (Bass) (Malachi 3:2) But who may abide the day of His coming? and who shall stand when He appeareth? for He is like a refiner’s fire. 6. Chorus (Malachi 3:3) And He shall purify the sons of Levi, that they may offer unto the Lord an offering in righteousness. 7. Recitative (Alto) (Isaiah 7:14) (Matthew 1:23) Behold, a virgin shall conceive, and bear a son, and shall call his name Emmanuel. “God with us”. 8. Aria (Alto) (Isaiah 40:9) O thou, that tellest good tidings to Zion, get thee up into the high mountain; O thou, that tellest good tidings to Jerusalem, lift up thy voice with strength; lift it up, be not afraid; say unto the cities of Judah, Behold your God! (Isaiah 60:1) Arise, shine; for thy light is come, and the glory of the Lord is risen upon thee. 9. Chorus (Isaiah 40:9) O thou, that tellest good tidings to Zion, get thee up into the high mountain; O thou, that tellest good tidings to Jerusalem, lift up thy voice with strength; lift it up, be not afraid; say unto the cities of Judah, Behold your God! (Isaiah 60:1) Arise, shine; for thy light is come, and the glory of the Lord is risen upon thee. 10. Recitative (Bass) (Isaiah 60:2-3) For, behold, darkness shall cover the earth, and gross darkness the people: but the Lord shall arise upon thee, and His glory shall be seen upon thee. And the Gentiles shall come to thy light, and kings to the brightness of thy rising. 11. Aria (Bass) (Isaiah 9:2) The people that walked in darkness have seen a great light: they that dwell in the land of the shadow of death, upon them hath the light shined. 12. Chorus (Isaiah 9:6) For unto us a child is born, unto us a son is given: and the government shall be upon His shoulder: and His name shall be called Wonderful, Counsellor, The mighty God, The everlasting Father, The Prince of Peace. 13. Pastoral Symphony 14. Recitative (Soprano) (Luke 2:8-9) There were shepherds abiding in the field, keeping watch over their flock by night. And, lo, the angel of the Lord came upon them, and the glory of the Lord shone round about them: and they were sore afraid. (Luke 2:10-11) And the angel said unto them, Fear not: for, behold, I bring you good tidings of great joy, which shall be to all people. For unto you is born this day in the city of David a Saviour, which is Christ the Lord. (Luke 2:13) And suddenly there was with the angel a multitude of the heavenly host, praising God, and saying: 15. Chorus (Luke 2:14) Glory to God in the highest, and peace on earth, goodwill toward men! 16. Aria (Soprano) (Zechariah 9:9-10) Rejoice greatly, O daughter of Zion; shout, O daughter of Jerusalem: behold, thy King cometh unto thee. He is the righteous Saviour and He shall speak peace unto the heathen. 17. Recitative (Soprano) (Isaiah 35:5-6) Then shall the eyes of the blind be opened, and the ears of the deaf be unstopped. Then shall the lame man leap as an hart, and the tongue of the dumb shall sing. 18. Aria (Soprano) (Isaiah 40:11) He shall feed His flock like a shepherd: He shall gather the lambs with His arm, and carry them in His bosom, and shall gently lead those that are with young. (Matthew 11:28-29) Come unto Him, all ye that labour and are heavy laden, and He will give you rest. Take His yoke upon you, and learn of Him; for He is meek and lowly of heart: and ye shall find rest unto your souls. 17a. Recitative (Alto) (Isaiah 35:5-6) Then shall the eyes of the… 18a. Duo (Soprano and Alto) (Isaiah 40:11) He shall feed His flock … (Matthew 11:28-29) Come unto Him, all ye that … 19. Chorus (Matthew 11:30) His yoke is easy, His burthen is light. SECOND PART 20. Chorus (John 1:29) Behold the Lamb of God, that taketh away the sin of the world. 21. Aria (Alto) (Isaiah 53:3) He was despised and rejected of men; a man of sorrows, and acquainted with grief. (Isaiah 50:6) He gave His back to the smiters, and His cheeks to them that plucked off the hair: He hid not His face from shame and spitting. 22. Chorus (Isaiah 50:6) Surely He hath borne our griefs, and carried our sorrows; He was wounded for our transgressions, He was bruised for our iniquities: the chastisement of our peace was upon Him. 23. Chorus (Isaiah 53:5) And with His stripes we are healed. 24. Chorus (Isaiah 53:6) All we like sheep have gone astray; we have turned every one to his own way; and the Lord hath laid on Him the iniquity of us all. 25. Recitative (Tenor) (Psalms 22:7) All they that see Him laugh Him to scorn: they shoot out their lips, and shake their heads, saying, 26. Chorus (Psalms 22:8) He trusted in God that He would deliver Him: let Him deliver Him, if He delight in Him. 27. Recitative (Tenor) (Psalms 69:20) Thy rebuke hath broken His heart; He is full of heaviness: He looked for some to have pity on Him, but there was no man; neither found He any to comfort Him. 28. Aria (Tenor) (Lamentations 1:12) Behold, and see if there be any sorrow like unto His sorrow. 29. Recitative (Tenor) (Isaiah 53:8) He was cut off out of the land of the living: for the transgressions of Thy people was He stricken. 30. Aria (Tenor) (Psalms 16:10) But Thou didst not leave His soul in hell; nor didst Thou suffer Thy Holy One to see corruption. 31. Chorus (Psalms 24:7-10) Lift up your heads, O ye gates; and be ye lift up, ye everlasting doors; and the King of Glory shall come in! Who is this King of Glory? The Lord strong and mighty, the Lord mighty in battle. 32. Recitative (Tenor) (Hebrews 1:5) Unto which of the angels said He at any time, Thou art My Son, this day have I begotten Thee? 33. Chorus (Hebrews 1:6) Let all the angels of God worship Him. 34. Aria (Bass) (Psalms 68:18) Thou art gone up on high, Thou hast led captivity captive and received gifts for men; yea, even for Thine enemies rebellious also, that the Lord God might dwell among them. 34a. Aria (Alto) (Psalms 68:18) Thou art gone up on high… 35. Chorus (Psalms 68:11) The Lord gave the word: great was the company of the preachers. 36. Aria (Soprano) (Romans 10:15) How beautiful are the feet of them that preach the gospel of peace, and bring glad tidings of good things! 36a. Aria (Alto) (Romans 10:15) How beautiful are the feet… 36b. Chorus, Soprano and Alto (Romans 10:15) How beautiful are the feet… 37. Chorus (Romans 10:18) Their sound is gone out into all lands, and their words unto the ends of the world. 37a. Aria (Tenor) (Romans 10:18) Their sound is gone out… 38. Aria (Bass) (Psalms 2:1-2) Why do the nations so furiously rage together, why do the people imagine a vain thing? The kings of the earth rise up, and the rulers take counsel together, against the Lord, and against His anointed. 38a. Aria (Bass) (Psalms 2:1-2) Why do the nations … 39. Chorus (Psalms 2:3) Let us break their bonds asunder, and cast away their yokes from us. 40. Recitative (Tenor) (Psalms 2:4) He that dwelleth in heaven shall laugh them to scorn: the Lord shall have them in derision. 41. Aria (Tenor) (Psalms 2:9) Thou shalt break them with a rod of iron; Thou shalt dash them in pieces like a potter’s vessel. 42. Chorus (Revelation 19:6) Hallelujah, for the Lord God Omnipotent reigneth, Hallelujah! (Revelation 11:15) The Kingdom of this world is become the Kingdom of our Lord, and of His Christ; and He shall reign for ever and ever, Hallelujah! (Revelation 19:16) King of Kings, and Lord of Lords, and He shall reign for ever and ever, Hallelujah! THIRD PART 43. Aria (Soprano) (Job 19:25-26) I know that my Redeemer liveth, and that He shall stand at the latter day upon the earth: And though worms destroy this body, yet in my flesh shall I see God. (1 Corinthians 15:20) For now is Christ risen from the dead, the first fruits of them that sleep. 44. Chorus (1 Corinthians 15:21-22) Since by man came death, by man came also the resurrection of the dead. For as in Adam all die, even so in Christ shall all be made alive. 45. Recitative (Bass) (1 Corinthians 15:51-52) Behold, I tell you a mystery; We shall not all sleep, but we shall all be changed, In a moment, in the twinkling of an eye, at the last trumpet. 46. Aria (Bass) (1 Corinthians 15:52-53) The trumpet shall sound, and the dead shall be raised incorruptible, and we shall be changed. For this corruptible must put on incorruption, and this mortal must put on immortality. 47. Recitative (Alto) (1 Corinthians 15:54) Then shall be brought to pass the saying that is written, Death is swallowed up in victory. 48. Duo (Alto and Tenor) (1 Corinthians 15:55-56) O death, where is thy sting? O grave, where is thy victory? The sting of death is sin; and the strength of sin is the law. 49. Chorus (1 Corinthians 15:57) But thanks be to God, who giveth us the victory through our Lord Jesus Christ. 50. Aria (Soprano) (Romans 8:31) If God is for us, who can be against us? (Romans 8:33-34) Who shall lay anything to the charge of God’s elect? It is God that justifieth. Who is he that condemneth? It is Christ that died, yea rather, that is risen again, who is at the right hand of God, who makes intercession for us. 51. Chorus (Revelation 5:12-14) Worthy is the Lamb that was slain, and hath redeemed us to God by His blood, to receive power, and riches, and wisdom, and strength, and honour, and glory, and blessing. Blessing, and honour, glory and power, be unto Him that sitteth upon the throne, and unto the Lamb for ever and ever. 52 Chorus Amen. PRIMERA PARTE Sinfonía (Grave – Allegro moderato) 1. Recitativo de Tenor (Isaías 40:1-3) Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalén, y gritadle que ha concluido su lucha y su crimen está perdonado. Una voz grita en el desierto: Preparad el camino al Señor, allanad en el desierto una calzada para nuestro Dios. 2. Aria de Tenor (Isaías 40:4) Que los valles se alcen, que montes y colinas se bajen, que lo torcido se enderece y lo rugoso se aplane. 3. Coro (Isaías 40:5) Y la gloria del Señor se revelará, y la verán todos los seres humanos, pues ha hablado la boca del Señor. 4. Recitativo de Bajo (Ageo 2: 6-7) Así dice el Señor de los Ejércitos: Dentro de poco agitaré cielo y tierra, mares y continentes. Haré temblar a todas las naciones y se cumplirá el deseo de todos los pueblos (Malaquías 3:1) El Señor que buscáis pronto vendrá a su templo, como el mensajero de la alianza, al que adoráis. Él vendrá, dijo el Dios de los Ejércitos. 5. Aria de Bajo (Malaquías 3:2) ¿Quién resistirá cuando Él llegue? Y ¿quién quedará en pie cuando venga? Pues Él es el fuego purificador 6. Coro (Malaquías 3:3) Él purificará a los hijos de Leví, y ellos ofrecerán al Señor ofrendas adecuadas 7. Recitativo de Contralto (Isaías 7:14) (Mateo 1:23) Mirad: una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y se llamará Emmanuel. “Dios con nosotros” 8. Aria de Contralto (Isaías 40:9) Mensajero que traes buenas nuevas a Sión, súbete a un monte elevado, heraldo de Sión; eleva fuerte la voz heraldo de Jerusalén ; álzala, no temas, di a las ciudades de Judá: ¡Alabad a vuestro Dios! (Isaías 60:1) ¡Levántate, brilla, que llega su luz; y la gloria del Señor se alza sobre ti! 9. Coro (Isaías 40:9) Mensajero que traes buenas nuevas a Sión, súbete a un monte elevado. Heraldo que traes buenas nuevas a Jerusalén. eleva fuerte la voz; álzala, no temas, di a las ciudades de Judá: ¡Alabad a vuestro Dios! (Isaías 60:1) ¡Levántate, brilla, que llega su luz; y la gloria del Señor se alza sobre ti! 10. Recitativo de Bajo (Isaías 60:2-3) Mira: las tinieblas cubren la tierra, y la obscuridad los pueblos; pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti. Caminarán los gentiles con tu luz, y los reyes con el resplandor de tu aurora. 11. Aria de Bajo (Isaías 9:2) El pueblo que caminaba en tinieblas, vio una inmensa luz. Habitaban en las sombras de la muerte, y una luz los iluminó. 12. Coro (Isaías 9:6) Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Lleva sobre Él el poder de gobernar, y su nombre es: Maravilloso Consejero, Dios Todopoderoso, Padre Eterno, Príncipe de la Paz. 13. Sinfonía Pastoral 14. Recitativo de Soprano (Lucas 2:8-9) Unos pastores pasaban la noche apacentando el ganado en el campo. Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió, ellos se llenaron de espanto. (Lucas 2:10-11) Y el Ángel les dijo: Tranquilizaos, mirad que os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el mundo. Hoy en la ciudad de David ha nacido el Salvador, Él es Cristo el Señor. (Lucas 2:13) De pronto, en torno al Ángel, apareció una legión del ejercito celestial alabando a Dios y diciendo: 15. Coro (Lucas 2:14) ¡Gloria a Dios en las alturas, y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! 16 Aria de Soprano (Zacarías 8: 9-10) ¡Alegraos hijas de Sión! Aclamad hijas de Jerusalén: mirad al Rey que está llegando. Él es el verdadero Salvador y os hablará a los paganos de paz. 17. Recitativo de Soprano (Isaías 35:5-6) Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se destaparán. Saltará como un ciervo el cojo, y la lengua del mudo cantará 18. Aria de Soprano (Isaías 40:11) Como un pastor apacentará su rebaño. Reunirá las ovejas con sus manos, las llevará en su regazo, y guiará amorosamente a las que hayan parido (Mateo 11:28-29) Acercaos a Él todos los que estáis abrumados, Él os dará reposo. Cargad con su yugo y aprended de Él, pues es sencillo y humilde y encontrareis paz para vuestras almas. 17a. Recitativo de Contralto (Isaías 35:5-6) Se despegarán los ojos del ciego… 18a. Dúo de Soprano y Contralto (Isaías 40:11) Como un pastor apacentará…. (Mateo 11:28-29) Acercaos a Él todos los que….. 19. Coro (Mateo 11:30) Mi yugo es suave y mi carga ligera. SEGUNDA PARTE 20. Coro (Juan 1:29) Este es el Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo 21. Aria de Contralto (Isaías 53:3) Fue despreciado por los hombres; un varón acostumbrado a sufrir. (Isaías 50:6) Ofreció la espalda a los que le azotaban, sus mejillas a los que le arrancaban el pelo: y no ocultó su cara a los ultrajes ni a los salivazos. 22. Coro (Isaías 50:6) Él soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores. Fue herido por nuestros pecados y destrozado por nuestras iniquidades. El precio de nuestra paz calló sobre Él. 23. Coro (Isaías 53:5) Y con sus cicatrices fuimos curados. 24. Coro (Isaías 53:6) Y nosotros igual que ovejas nos descarriamos, cada uno por un lado distinto, y el Señor cargó sobre Él nuestros crímenes. 25. Recitativo de Tenor (Salmo 22:7) Todos los que lo ven se ríen y lo desprecian: hacen muecas y mueven la cabeza diciendo: 26. Coro (Salmo 22:8) Que acuda a Dios, que lo ponga a salvo, que lo libere si tanto lo quiere. 27. Recitativo de Soprano (Salmo 69:20) La afrenta le destroza el corazón y le atormenta: Espera compasión y no la encuentra; no encuentra a nadie que lo conforte. 28. Aria de Soprano (Jeremías 1:12) Mirad, y ved si existe una pena tan profunda como la suya. 29. Recitativo de Tenor (Isaías 53:8) Fue desterrado de la tierra donde vivía. Por los pecados de su pueblo fue herido. 30. Aria de Tenor (Salmo 16:10) Pero Tú no permitiste que su alma llegara al infierno, ni que tu Unigénito conociera la corrupción. 31. Coro (Salmo 24:7-10) ¡Puertas! Abrid vuestros dinteles, puertas eternas, que va a entrar el Rey de la Gloria! ¿Quién es el Rey de la Gloria? El Señor fuerte y poderoso, el Señor poderoso en la batalla. 32. Recitativo de Tenor (Hebreos 1:5) ¿Ante cuál de los ángeles dijo una vez, Tú eres mi hijo, hoy te he engendrado? 33. Coro (Hebreos 1:6) Adórenlo todos los ángeles de Dios. 34. Aria de Bajo (Salmo 68:18) Subiste a la cumbre hiciste cautivo al cautiverio, y recibiste hombres como tributos, sí, incluso de tus enemigos, para que Dios pudiera habitar entre ellos. 34a. Aria de Contralto (Salmo 68:18) Subiste a la cumbre…… 35. Coro (Salmo 68:11) El Señor pronunció la palabra: muchos fueron los predicadores. 36. Aria de Soprano (Romanos 10:15) Qué hermosos los pies de los que pregonan el evangelio de paz y traen buenas noticias! 36a. Aria de Contralto (Romanos 10:15) Que hermosos los pies de…. 36b. Soprano, Contralto y Coro (Romanos 10:15) Que hermosos los pies de…. 37. Coro (Romanos 10:18) Su mensaje llegó a todas las tierras y su palabra a los confines del mundo. 37a. Aria de Tenor (Romanos 10:18) Su mensaje llegó a todas ….. 38. Aria de Bajo (Salmo 2:1-2) ¿Por qué las naciones luchan tan encarnizadamente entre sí, y los hombres planean desgracias vanas? Los reyes del mundo conspiran contra el Señor y su Ungido. 38a. Aria de Bajo (Salmo 2:1-2) ¿Por qué las naciones … 39. Coro (Salmo 2:1-2) Rompamos sus ataduras y sacudámonos su yugo. 40. Recitativo de Tenor (Salmo 2:4) El Soberano del cielo se ríe de ellos con desprecio: el Señor se burla de ellos. 41. Aria de Tenor (Salmos 2:9) Los destrozarás con una barra de hierro, los romperás en pedazos como si fueran una jarra de arcilla. 42. Coro (Apocalipsis 19:6) ¡Aleluya, porque el Señor Dios Omnipotente reina, aleluya! (Apocalipsis 11:15) El reino de este mundo se ha convertido en el reino del Señor y su Cristo, Él reinará por siempre jamás ¡Aleluya! (Apocalipsis 19:16) Rey de Reyes, Señor de Señores, reinará por los siglos de los siglos, ¡Aleluya!. TERCERA PARTE 43. Aria de Soprano (Job 19:25-26) Yo sé que mi redentor vive, y que se alzará sobre el polvo: Aunque los gusanos destruyan mi cuerpo, mi alma verá a Dios. (Corintios 15:20) Porque ahora Cristo ha resucitado de entre los muertos, como primer fruto de los que aun duermen. 44. Coro (Corintios 15:21-22) Así como por el hombre vino la muerte, también por el hombre vino la resurrección. Pues si por Adán mueren; por Cristo resucitarán. 45. Recitativo de Bajo (Corintios 15:51-52) Mirad os revelaré un secreto, no todos moriremos, seremos transformados. En un momento; en un guiñar de ojos, al son de la última trompeta. 46. Aria de Bajo (Corintios 15:52-53) La trompeta sonará, y los muertos se levantarán incorruptos, y seremos transformados porque lo corrupto será incorrupto y lo mortal inmortal. 47. Recitativo de Contralto (Corintios 15:54) Entonces se cumplirá lo que está escrito: ¡La muerte se convertirá en victoria! 48. Dúo de Contralto y Tenor (Corintios 15:55-56) ¡Oh muerte! ¿dónde está tu aguijón? ¡Oh muerte! ¿dónde está tu victoria? El aguijón de la muerte es el pecado y contra el pecado está la ley. 49. Coro (Corintios 15:57) Gracias a Dios, que nos da la victoria a través de nuestro Señor Jesucristo. 50. Aria de Soprano (Romanos 8:31) ¿Si Dios está con nosotros, quién se nos opondrá? (Romanos 8:33-34) ¿Quién puede acusar a los elegidos de Dios? Dios es el que perdona. ¿A quién tocará condenarlos? Es Cristo que murió, o mejor dicho, que resucitó y está a la derecha de Dios, quien intercede por nosotros. 51. Coro (Apocalipsis 5:12-14) El Cordero que fue sacrificado y nos redimió ante Dios con su sangre; digno es de recibir poder, riqueza, sabiduría, fuerza, honor, gloria y alabanza. Al que se sienta en el trono y al Cordero, la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. 52. Coro Amén. Escaneado y Traducido por: Pepe Sánchez 2000

Fuente Kareol.es

bach cantata 120

Imagen de previsualización de YouTube

Bach – Cantata Gott, man lobet dich in der Stille BWV 120 – Van Veldhoven | Netherlands Bach Society

 

Cantata BWV 120

Gott, man lobet dich in der Stille

Cantata BWV 120 – Alabemos Con Serenidad Al Señor

 

Ocasión: Cambio del Consejo de la ciudad de Leipzig

1

Aria A

1

Aria [Contralto]

 

Oboe d’amore I/II, Violino I/II, Viola, Continuo

 

Gott, man lobet dich in der Stille zu Zion, und dir bezahlet man Gelübde.

 

A ti, Oh Dios! debemos alabar en la morada de Sion para que se cumpla tu palabra.

2

 

Coro

 

2

 

Coro [S, C, T, B]

Tromba I-III, Timpani, Oboe d’amore I e Violino I all’ unisono, Oboe d’amore II e Violino II all’ unisono, Viola, Continuo

 

Jauchzet, ihr erfreuten Stimmen,

Steiget bis zum Himmel nauf!

Lobet Gott im Heiligtum

Und erhebet seinen Ruhm;

Seine Güte,

Sein erbarmendes Gemüte

Hört zu keinen Zeiten auf!

 

Voces gozosas, gritad con alegría elevándoos hasta el cielo!

Alabad a Dios en su santuario y exaltad su gloria!

Que su bondad y misericordia no tengan fin!

3

 

Recitativo B

 

3

 

Recitativo [Bajo]

 

Continuo

 

Auf, du geliebte Lindenstadt,

Komm, falle vor dem Höchsten nieder,

Erkenne, wie er dich

In deinem Schmuck und Pracht

So väterlich

Erhält, beschützt, bewacht

Und seine Liebeshand

Noch über dir beständig hat.

Wohlan,

Bezahle die Gelübde, die du dem Höchsten hast getan,

Und singe Dank- und Demutslieder!

Komm, bitte, dass er Stadt und Land

Unendlich wolle mehr erquicken

Und diese werte Obrigkeit,

So heute Sitz und Wahl verneut,

Mit vielem Segen wolle schmücken!

 

Vamos! querida ciudad de los tilos,

póstrate ante el Altísimo, reconoce,

en tu esplendor y lujo, cómo te conserva,

protege y vela paternalmente;

con qué amor extiende constantemente sobre ti su mano.

Ea! cumple las promesas que has hecho al Altísimo y

canta himnos de gratitud y sumisión.

Ruega para que vele siempre y sin fin

reconfortando a la ciudad y a la comarca,

disponiendo de todas las bendiciones

para esta respetable autoridad que renueva hoy

su sede y los miembros de su Consejo.

4

 

Aria S

 

4

 

Aria [Soprano]

Violino concertante, Violino I/II, Viola, Continuo

 

Heil und Segen

Soll und muss zu aller Zeit

Sich auf unsre Obrigkeit

In erwünschter Fülle legen,

Dass sich Recht und Treue müssen

Miteinander freundlich küssen.

 

Vela a toda hora, es necesario,

derramando con mesura, prosperidad

y bendición sobre la autoridad que nos gobierna,

con el fin de que la Justicia y la Lealtad

se abracen fraternalmente.

 

5

 

Recitativo T

 

5

 

Recitativo [Tenor]

Violino I/II, Viola, Continuo

Nun, Herr, so weihe selbst das Regiment mit deinem Segen ein,

Dass alle Bosheit von uns fliehe

Und die Gerechtigkeit in unsern Hütten blühe,

Dass deines Vaters reiner Same

Und dein gebenedeiter Name

Bei uns verherrlicht möge sein!

 

Oh Dios! entrega al gobierno

la consagración de tu bendición

para que toda maldad se aleje de nosotros

y que la justicia florezca en nuestras moradas,

y la descendencia sin mancha de tu nombre

bendito entre todos, sean glorificados entre nosotros.

6

 

Choral

6

 

Coral (Coro) [S, C, T, B]

Instrumentierung nicht überliefert

Nun hilf uns, Herr, den Dienern dein,

Die mit deinm Blut erlöset sein!

Laß uns im Himmel haben teil

Mit den Heilgen im ewgen Heil!

Hilf deinem Volk, Herr Jesu Christ,

Und segne, was dein Erbteil ist;

Wart und pfleg ihr zu aller Zeit

Und heb sie hoch in Ewigkeit!

Ruega también por nosotros, tus servidores

redimidos por tu sangre;

dadnos un lugar en el cielo

con todos los santos en la vida eterna.

Socorre a tu pueblo, Señor Jesucristo,

y bendice a tu familia.

Ruega y ten cuidado de él en todo tiempo

Y condúcelo hasta la vida eterna.

 

Bach cantata 29

Imagen de previsualización de YouTube

Bach – Cantata Wir danken dir… BWV 29 – Van Veldhoven | Netherlands Bach Society

TE DAMOS GRACIAS, DIOS BWV. 29 (1731)

(Wir danken dir, Gott, wir danken dir)

Música de Juan Sebastián Bach (1685 – 1750)

Texto de Johann Gramann y Salmos (75,2; 122,7; 85,11)

 

1. Sinfonie

2. Chor

Wir danken dir, Gott, wir danken dir

und verkündigen deine Wunder.

 

3. Arie (Tenor)

Halleluja, Stärk und Macht

Sei des Allerhöchsten Namen!

Zion ist noch seine Stadt,

Da er seine Wohnung hat,

Da er noch bei unserm Samen

An der Väter Bund gedacht.

 

4. Rezitativ (Baß)

Gottlob! es geht uns wohl!

Gott ist noch unsre Zuversicht,

Sein Schutz, sein Trost und Licht

Beschirmt die Stadt und die Paläste,

Sein Flügel hält die Mauern feste.

Er läßt uns allerorten segnen,

Der Treue, die den Frieden küßt,

Muß für und für

Gerechtigkeit begegnen.

Wo ist ein solches Volk wie wir,

Dem Gott so nah und gnädig ist!

 

5. Arie (Sopran)

Gedenk an uns mit deiner Liebe,

Schleuß uns in dein Erbarmen ein!

Segne die, so uns regieren,

Die uns leiten, schützen, führen,

Segne, die gehorsam sein!

 

6. Rezitativ (Alt, Chor)

Vergiß es ferner nicht, mit deiner Hand

Uns Gutes zu erweisen;

So soll

Dich unsre Stadt und unser Land,

Das deiner Ehre voll,

Mit Opfern und mit Danken preisen,

Und alles Volk soll sagen:

Amen!

7. Arie (Alt)

Halleluja, Stärk und Macht

Sei des Allerhöchsten Namen!

 

8. Choral

Sei Lob und Preis mit Ehren

Gott Vater, Sohn, Heiligem Geist!

Der woll in uns vermehren,

Was er uns aus Gnaden verheißt,

Daß wir ihm fest vertrauen,

Gänzlich verlassn auf ihn,

Von Herzen auf ihn bauen,

Daß unsr Herz, Mut und Sinn

Ihm tröstlich solln anhangen;

Drauf singen wir zur Stund:

Amen, wir werden’s erlangen,

Glaubn wir aus Herzens Grund.

 

 

1. Sinfonía

 

2. Coro

Te damos gracias, Dios, te damos gracias

y proclamamos tus proezas.

 

3. Aria (Tenor)

¡Aleluya, fuerza y poder

sean dedicados al nombre del Altísimo!

Sión es su ciudad,

allí tiene su morada,

allí se acuerda de nuestros descendientes

en la unión del Padre.

 

4. Recitativo (Bajo)

¡Gracias a Dios, somos dichosos!

Dios es nuestra esperanza.

Su protección, consuelo y luz

protegen la ciudad y los palacios.

Sus alas mantienen las murallas sólidas.

Él nos bendice en todo lugar,

la fidelidad que trae la paz,

deberá unirse

a la justicia.

¿Dónde hay un pueblo como el nuestro,

con un Dios tan cercano y clemente?

 

5. Aria (Soprano)

¡Que tu amor se acuerde de nosotros,

acógenos en tu compasión!

¡Bendice a los que nos gobiernan,

nos dirigen, nos protegen, nos conducen,

bendice a los obedientes!

 

6. Recitativo (Contralto, Coro)

No demores manifestarnos

la bondad con tu propia mano.

De esta forma,

nuestra ciudad y nuestro país,

alabarán tu entera gloria

con sacrificios y acciones de gracias,

y todo el pueblo dirá:

¡Amén!

 

7. Aria (Contralto)

¡Aleluya, fuerza y poder

sean dedicados al nombre del Altísimo!

8. Coral

¡Alabanza y loor con gloria,

Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Él desea aumentarnos

lo que nos prometió con misericordia:

que confiemos en él firmemente,

que nos abandonemos completamente a Él,

que de corazón vayamos hacia Él,

que nuestro corazón, cuerpo y mente

se entreguen sin reserva a Él.

Por todo esto cantemos ahora:

Amén, lo cumpliremos,

nuestro corazón así lo cree firmemente.

Bach cantata n 137

Imagen de previsualización de YouTube

Bach – Cantata Lobe den Herren… BWV 137 – Dijkstra | Netherlands Bach Society

Cantata BWV 137

Lobe den Herren, den mächtigen König der Ehren

Spanish Translation

Cantata BWV 137 – Alaba al Señor, el poderoso rey del Honor

Ocasión: 12º Domingo después de la Trinidad

Texto: Joachim Neander, 1680

Original German Text y Spanish Translation

1

Coro

 

1

 

Coro [S, C, T, B]

Tromba I-III, Timpani, Oboe I/II, Violino I/II, Viola, Continuo

Lobe den Herren, den mächtigen König der Ehren,

Meine geliebete Seele, das ist mein Begehren.

Kommet zu Hauf,

Psalter und Harfen, wacht auf!

Lasset die Musicam hören.

 

Alaba al Señor, el poderoso rey del Honor,

alma mía adorada, éste es mi deseo.

Ven, únete a la multitud,

salterios y arpas, despertad!

Que se oiga la música.

2

 

Aria A

 

2

 

Aria [Contralto]

Violino solo, Continuo

Lobe den Herren, der alles so herrlich regieret,

Der dich auf Adelers Fittichen sicher geführet,

Der dich erhält,

Wie es dir selber gefällt;

Hast du nicht dieses verspüret?

 

Alaba al Señor, que todo lo rige

con tanta gloria,

que te lleva segura con

alas de águila,

que te sostiene

como tú misma deseas;

no lo has sentido?

3

 

Aria (Duetto) S B

3

Aria (Dueto) [Soprano, Bajo]

Oboe I/II, Continuo

Lobe den Herren, der künstlich und fein dich bereitet,

Der dir Gesundheit verliehen, dich freundlich geleitet;

In wieviel Not

Hat nicht der gnädige Gott

Über dir Flügel gebreitet!

Alaba al Señor, que te prepara

bien y con sabiduría,

que concede la salud

y te acompaña como amigo;

¡en cuántos sufrimientos

no habrá extendido el Dios clemente

sus alas sobre ti!

4

Aria (e Choral) T

4

 

Aria (Con coral instrumental) [Tenor]

 

Tromba, Continuo

Lobe den Herren, der deinen Stand sichtbar gesegnet,

Der aus dem Himmel mit Strömen der Liebe geregnet;

Denke dran,

Was der Allmächtige kann,

Der dir mit Liebe begegnet.

Alaba al Señor, que sin duda

bendice tu condición,

que gobierna desde el cielo

con ríos de amor;

considera esto,

lo que el Todopoderoso puede hacer,

aquél que viene a buscarte con amor.

5

 

Choral

5

 

Coral [S, C, T, B]

Tromba I-III, Timpani, Oboe I/II e Violino I col Soprano, Violino II coll’Alto, Viola col Tenore, Continuo

 

Lobe den Herren, was in mir ist, lobe den Namen!

Alles, was Odem hat, lobe mit Abrahams Samen!

Er ist dein Licht,

Seele, vergiss es ja nicht;

Lobende, schließe mit Amen!

Alaba al Señor, que está en mi,

alaba Su nombre!

Todo lo que respira, que le alabe

con los hijos de Abraham!

Él es tu luz, alma, no lo olvides;

al alabarle, concluye con un amén.

 

la guitarra 5

Francisco Tárrega (21 de noviembre de 1852, Villarreal – 15 de diciembre de 1909, Barcelona). 1. Lagrima. 2. Estudio en Forma de Minetto. 3. La Cartagenera. 4. Danza Mora. 5. Columpio. 6. Endecha. 7. Oremus. 8. La Mariposa. 9. Recuerdos de la Alhambra. 10. Preludio en Sol mayor. 11. Adelita. 12. Sueño. 13. Minuetto. 14. Pavana. 15. Estudio de Velocidad. 16. Jota. Narciso Yepes, guitarra.

 

Narciso Yepes plays Fernando Sor 24 Etudes

Fernando Sor: 24 Etudes, Fernando Sor (1778–1839) wrote many studies (etudes) for classical guitar. A virtuoso performer and composer, Fernando Sor was famed in his day and well remembered today. Sor studies vary greatly in their pedegogical use, some are exercises while others shy away from the etude aspect and are simply nice compositions. Sor studies may not be remembered for their compositional genius but they do require a special classical touch to bring out the musicality of the studies. I think that is the main reason they are heavily used in guitar pedagogy If the student does not play them musically then they are too light compositionally. On the flip side, some of them are in fact excellent pedagogical exercises with very specific technical aims. Op. 29 N°13 en si bémol majeur Op. 35 N°22 en si mineur Op. 35 N°21 en si majeur Op. 6 N°8 en do majeur Op. 35 N°14 en do mineur Op. 29 N°17 en do majeur Op. 35 N°13 en do dièse majeur Op. 35 N°19 en do dièse majeur Op. 31 N°16 en ré mineur Op. 35 N°17 en ré majeur Op. 35 N°16 en ré mineur Op. 60 N°25 en ré majeur Op. 29 N°22 en mi bémol majeur Op. 31 N°10 en mi bémol majeur Op. 6 N°11 en mi mineur Op. 29 N°22 en mi bémol majeur Op. 31 N°10 en mi bémol majeur Op. 6 N°11 en mi mineur Op. 31 N°14 en sol majeur Op. 29 N°23 en sol majeur Op. 6 N°6 en la majeur Op. 31 N°20 en la mineur Op. 6 N°2 en la majeur Op. 31 N°22 en si bémol majeur

Pepe Romero: Concierto de Aranjuez ( Joaquin Rodrigo), Recuerdos de la Alhambra ( Francisco Tarrega)

Pepe Romero playing at the GuitArt festival 2011 in Belgrade, Concierto de Aranjuez by Joaquin Rodrigo and Recuerdos de la Alhambra by Francisco Tarrega, Camerata Serbica, conductor Marcello Rota

HISTORIA

El siglo XIX termina con una figura clave en la guitarra española Francisco Tárrega (1852/1909) Nacido en Villarreal es considerado el padre de la guitarra clásica contemporánea. No sólo compuso obras de extraordinaria belleza como “Capricho Árabe” o “Recuerdos de la Alhambra”, sino que adaptó obras de compositores como BeethovenMozartBach, o Haendel.

Pero además su dedicación a la guitarra le llevó a desarrollar una ingente labor estudiando los más mínimos detalles: perfeccionó las reglas académicas de la guitarra clásica, la forma de sujetar el instrumento, el modo de pulsar las cuerdas, la postura ideal del intérprete, etc. Introduciendo el uso de una pequeña banqueta para apoyar la pierna sobre la que reposa la guitarra, alcanzando la altura ideal para la ejecución. Francisco Tárrega tuvo innumerables discípulos de entre los que destacan Salvador García (alias Pancha Verda), Estanislao Marco y Daniel Fortea, que a la postre serán los profesores de muchos de los guitarristas del siglo XX.

El siglo XX, es la edad de oro de la guitarra clásica española. En este siglo consigue su definitiva maduración como instrumento y se establecen las normas de interpretación de esta. Las grandes generaciones de compositores e intérpretes han llevado a la guitarra a lo más alto.

Han sido casi seis siglos de evolución los que han llevado la guitarra de las tabernas a los escenarios sin por otra parte perder su carácter popular pues no hay en la actualidad un instrumento más universal y versátil que la guitarra.

Los primeros grandes compositores españoles del siglo XX Isaac Albéniz (1860/1909) y Enrique Granados (1867/1916) se sumergieron sin prejuicios en las raíces nacionales y sobre todo en la música popular andaluza que disfrutaba de un gran auge en la época.

 Posteriormente, compositores como Manuel de Falla (1876/1946), Joaquín Turina (1882/1949), Federico Moreno Torroba(1891/1982), Joaquín Rodrigo (1901/1999) junto con Leo Brower compusieron numerosas obras sinfónicas o para guitarra solista.

Junto a ellos intérpretes como Miguel Llobet (1878/1937), guitarrista y compositor catalán, discípulo de Francisco Tárrega, uno de los creadores de la moderna escuela de guitarra. Así como la madurez del gran Andrés Segovia (1893/1987). La prodigiosa naturalidad, estilo puro, elegante y refinado de Regino Sainz de la Maza (1897/1981). La excepcional técnica interpretativa de Narciso Yepes (1927/1997) que interesado en la búsqueda de nuevas posibilidades añadió cuatro cuerdas más a su guitarra.

Cada uno con su propio estilo consiguieron vencer la indiferencia de los públicos que solo deseaban escuchar música española, de los músicos que rechazaban las transcripciones, de los conservatorios para los cuales un guitarrista no era un músico y la guitarra era un subinstrumento.

Resulta difícil destacar entre todos ellos algún nombre pero hay dos figuras particularmente brillantes en la composición y en la interpretación: Joaquín Rodrigo y Andrés Segovia.

Joaquín Rodrigo compositor valenciano. Autor de varios conciertos para diversos instrumentos y gran número de deliciosas canciones en catalán y castellano del más puro estilo decimonónico. Es uno de los más calificados representantes del neo-clasicismo musical español.

Sin embargo su fama esta íntimamente ligada a la guitarra por su obra ”Concierto de Aranjuez”. Estrenado en Barcelona el 9 de noviembre de 1940 con Regino Sainz de la Maza como solista. Una de las obras de mayor éxito mundial de toda la música española.

la guitarra 4

Imagen de previsualización de YouTube

Gaspar Sanz “Instrucción de Música sobre la Guitarra Española”

Gaspar Sanz (4 de abril de 1640, Calanda – 1710, Madrid). 1º Libro. 2:00 Españoleta 8:33 Canarios 18:18 Sesquiáltera II 25:46 Fuga II al aire de Giga 26:31 Zarabanda francesa III 30:43 Pasacalles por la + 2º Libro. 33:3338:08 Rujero y Paradetas 39:20 Matachín 48:47 Canarios II y III 50:07 Villanos II 51:07 Marionas II 1:04:50 Pasacalles por la D 1:08:35 Clarines y Trompetas 1:12:29 Lantururú, La esfacheta de Nápoles, La miñona de Cataluña, La minina de Portugal 1:14:19 Dos Trompetas de la reina de Suecia? 3º Libro (Incompleto). 1:15:20 Pasacalles por la C 1:17:45 Diferencias sobre los Antecedentes Pasacalles?. Ernesto Bitetti, guitarra.

Imagen de previsualización de YouTube

Llobet: Guitarra completa

This new recording presents the complete guitar works of Llobet, who himself was a virtuoso on his instrument, as shown in the complex and innovative writing. Barcelona-born Miguel Llobet once played for the Spanish royal family in the early 20th century. Credited with beginning the notion of a touring classical guitarist, Llobet travelled throughout Europe and beyond, briefly settling in both Paris and Buenos Aires. He later returned to Barcelona, unable to distance himself from his birthplace despite the grip of the civil war in which the city found itself. This collection brings together Llobet’s complete works for guitar, beginning with Leonesa and his popular arrangements of 13 Catalan folk songs. These arrangements, each of a varying character, wring a different emotion from the guitar, from the sprightly L’Hereu Riera and lilting El Noi de la Mare to the flourishes of Cançó de Lladre and the mournful El Testament d’Amelia. The Variations on a Theme of Sor, based on Fernando Sor’s B minor study, contrast a haunting melody with complex articulation. Also featured on the disc are Llobet’s 5 Preludes, the Argentinian Folk Songs, Etudes, the witty and bright Scherzo-Waltz, and the composer’s debut composition Romance, among others. Tracklist: 00:00:00 Leonesa 00:01:54 Popular Catalan Songs: Cançó de Lladre 00:03:15 Popular Catalan Songs: El Noi de la Mare 00:05:00 Popular Catalan Songs: El Mestre 00:07:31 Popular Catalan Songs: Lo Rossinyol 00:08:28 Popular Catalan Songs: L’Hereu Riera 00:09:14 Popular Catalan Songs: El Testament d’Amelia 00:10:51 Popular Catalan Songs: Lo Fill del Rei 00:12:04 Popular Catalan Songs: La Pastoreta 00:13:22 Popular Catalan Songs: Plany 00:15:00 Popular Catalan Songs: La Filadora 00:16:08 Popular Catalan Songs: La Filla del Marxant 00:18:27 Popular Catalan Songs: La Nit de Nadal 00:19:37 Popular Catalan Songs: La Preço de Lleida 00:21:10 Scherzo-Waltz 00:24:41 Mazurka for Federico Bufaletti 00:29:23 Romance 00:34:40 Variations on a Theme of Sor: Theme 00:35:14 Variations on a Theme of Sor: Variation I 00:35:41 Variations on a Theme of Sor: Variation II 00:36:17 Variations on a Theme of Sor: Variation III 00:36:42 Variations on a Theme of Sor: Variation IV 00:37:19 Variations on a Theme of Sor: Variation V 00:37:48 Variations on a Theme of Sor: Variation VI 00:38:19 Variations on a Theme of Sor: Intermezzo 00:39:15 Variations on a Theme of Sor: Variation VII 00:40:03 Variations on a Theme of Sor: Variation VIII 00:40:44 Variations on a Theme of Sor: Variation IX 00:41:28 Variations on a Theme of Sor: Variation X 00:42:15 Mazurka 00:45:44 Prelude (à Rosita Lloret) 00:46:31 Prelude in A 00:48:21 Prelude in D (à Maria Luisa Anido) 00:48:35 Original prelude 00:49:15 Prelude in E 00:50:25 Argentinian folk song in E Minor 00:51:48 Argentinian folk song in F-Sharp Minor 00:53:45 Argentinian folk song in D 00:55:48 Etude-Caprice 00:57:32 Etude in E 00:59:18 Respuesta

Imagen de previsualización de YouTube

Paganini – The 37 guitar sonatas (full album)

HISTORIA DE LA GUITARRA

El prototipo de lo que hoy es la guitarra española, tal como la conocemos ahora, apareció en el siglo XIV. El instrumento era utilizado en España por el pueblo para acompañar canciones y bailes populares. Mientras la vihuela se convertía en el instrumento de cuerda preferido por los músicos cortesanos, a diferencia de las cortes europeas donde se imponía el laúd.

La vihuela, que tenía seis pares de cuerdas (denominadas órdenes), y no se diferenciaba demasiado de la guitarra, contribuyó posteriormente a su desarrollo en España, enriqueciendo su técnica y elevando la categoría de sus composiciones.

El hecho fundamental para que la guitarra progresara musicalmente fue la incorporación de una quinta cuerda en el siglo XVI. Durante mucho tiempo se ha atribuido su implantación al poeta andaluz Vicente Espinel, amigo de Miguel de Cervantes y gran aficionado y estudioso del instrumento.

Las guitarras de cuatro y cinco órdenes convivieron durante gran parte del siglo XVI. Y, vihuelistas como Mudarra y Fuenllana compusieron obras para ambas guitarras.

En la actualidad sobreviven pequeñas guitarras de cuatro cuerdas como el requinto aragonés o el guitarro de Castilla-la Mancha

Finalmente la guitarra de 5 órdenes se impuso como modelo en toda Europa gracias a la obra “Guitarra española de cinco órdenes, la cual enseña de templar y tañer rasgado” publicada en 1596 por el catalán Joan Carles Amat (1572/1642) que obtuvo un éxito extraordinario en toda Europa y generalizó su denominación.

El apogeo de la vihuela en la música instrumental española fue muy intenso durante todo el siglo XVI, lo que sin duda se debe también al desarrollo de la imprenta en España, que permitió que el repertorio fuese publicado y distribuido. Seis son los nombres más destacados: Luys de NarváezMiguel de FuenllanaLuys MilánEnríquez Valderrábano,Alonso Mudarra y Esteban Daza. Desde finales del siglo XVI, cuando la cultura renacentista da paso al Barroco la selecta vihuela fue sustituida en los salones por la popular guitarra en apenas dos décadas.

Existe la teoría de que en realidad no existió una diferenciación muy acusada entre vihuela y guitarra. Hay que entender que los criterios de estandarización de los instrumentos no existían a la manera de hoy en día, y existen razones que nos pueden hacer pensar que la vihuela y la guitarra estaban mucho más cerca de lo que hoy en día pudiésemos pensar. Fue el teórico Juan Bermudo en su Declaración de instrumentos musicales (1555) quien argumenta que la guitarra es una vihuela pequeña y bastaría añadir cuerdas a la una o quitarlas a la otra para transformarlas. Y existe una curiosidad etimológica, hoy aún se le denomina vihuela a la guitarra en algunas partes del norte de Argentina, y cómo no en Brasil que se denomina violão.

Durante el siglo XVII la nueva guitarra española se convierte en un instrumento habitual en los círculos musicales de toda Europa. Y será a partir de entonces cuando comienza a progresar realmente.

A principio las composiciones estaban vinculadas a las danzas y al uso rítmico del instrumento pero las técnicas heredadas de la vihuela, sobre todo el uso del punteado favorece la aparición de obras más complejas y produce su explosión artística.

La obra más brillante del barroco español fue la de Gaspar Sanz (1640/1710), titulada Instrucción de música sobre la guitarra española que significó la introducción de la guitarra en los ambientes cultos.

Durante la primera mitad del siglo XIX, en el periodo Pre-romántico, la guitarra conseguirá al fin su aceptación como instrumento de concierto en toda Europa.

Uno de los mitos de su tiempo, el famoso violinista Niccolò Paganini compuso un considerable número de obras para guitarra.

Es la época (1833) en la que el instrumento se implanta en Estados Unidos de la mano de un emigrante austriaco Christian Frederick Martín, aunque allí sufrirá otro tipo de evolución incorporando cuerdas de acero para integrarse en las particularidades de la música popular de ese país.

En España sobresalieron a principio de siglo, dos guitarristas fundamentales en la historia del instrumento Fernando Sor y Dionisio Aguado.

Fernando Sor (1778/1839) es considerado como el mayor compositor de guitarra del siglo XIX y su labor interpretativa, compositora e incluso didáctica (Méthode pour la guitare) (1830) contribuyó de modo destacado al prestigio de la guitarra en gran parte de Europa.

Junto a estos nombres no se puede olvidar a Antonio de Torres (1817/1892). Nacido en Almería su aportación como constructor de guitarras fue tal que los guitarreros de España y Europa adoptaron sus reglas convirtiendo su modelo a partir de entonces en el canon de la guitarra clásica contemporánea.

Su mayor logro fue el sistema de refuerzo con varas de madera en abanico en el interior que conseguía aumentar el tono y el volumen de sonido para los conciertos en grandes auditorios al tiempo que aumentaba el tamaño de la guitarra y reducía el grosor de la tapa.

Torres Jurado no sólo diseñó las líneas maestras de la guitarra clásica española, sino también de la flamenca.

 

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados